15 de julio de 2014

Dominica, la verdadera isla natural.

El preconcepto de Isla del Caribe es clara: arena blanca, mar turquesa, calor, bronceado, jugo natural y all inclusive. Si algo de esto falta, dudaría de estar hablando de una Isla del Caribe. O al menos eso me ocurría hasta que conocí Isla Dominica.

Middleham Falls. Isla Dominica

Su eslogan es “La Isla Natural” y puedo dar fe de ello. Desde que llegas al aeropuerto todo lo que ves a tu alrededor es verde. Y cuando digo todo, es TODO. No hay manera de abrir los ojos y no ver verde. Distintos tonos de verde, más claros, vibrantes, opacos…toda la paleta de verdes está presente. 

Isla Dominica es pequeña, tiene una extensión total de 751 km2 y es la más montañosa de las islas del Este Caribeño, con alturas de hasta 1.422 metros. Esto lo comprobaría el segundo día de viaje, cuando comenzara a transitar sus senderos. 

Cabrits National Park. Puerto de partida a Indian River.

Dominica tiene 365 ríos, uno por cada día del año y, según sus pobladores, en algún lugar de la Isla esta siempre lloviendo. Las precipitaciones continuas dibujan un paisaje selvático continuo a lo largo del camino. Tiene una actividad geotermal continua gracias a la presencia de volcanes.

A pesar de su pequeña extensión, Isla Dominica tiene 3 áreas naturales protegidas
  • Morne Trois Pitons National Park – Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1998. Es una zona de alta actividad volcánica y alberga algunos de los principales atractivos turísticos del país: Valley of Desolation, the Boiling Lake, Titou Gorge, y Emerald Pool.
  • Cabrits National Park. Está localizado al norte de la Isla y protege la selva tropical y barreras de corales.
  • Morne Diablotin National Park. Zona montañosa en la cual se protegen a los Sisserou Parrot, especia de loros típicos de la isla.


Boeri Lake. Sendero de dificultad moderada. 

Los senderos son muchos y variados. Todos ellos se entrelazan en el único sendero de largo recorrido de El Caribe, llamado Wai´tukubuli National Trail. Este sendero cuenta con 14 tramos y es un imán para los senderistas de todo el mundo, no sólo por extensión sino también por su dificultad de su terreno. Cualquiera de los senderos más sencillos implica subidas y bajadas continuas, terrenos húmedos, rocosos y resbaladizos, el cruce ríos de distintos caudales, empaparte por la lluvia y secarte nuevamente al sol.

Dominica es eso y más. Es todo menos una tradicional Isla del Caribe.


Más Info 
@leticiaestevez

30 de junio de 2014

Isla Dominica: la isla que no es República Dominicana

Hace unos meses llegué a Isla Dominica, denominada oficialmente Mancomunidad de Dominica (Commonwealth of Dominica), gracias a un proyecto de cooperación internacional. Fue una estancia de poco más de una semana y mi trabajo consistió, básicamente, en relevar la mayoría de las áreas naturales protegidas de la isla y sus centros de interpretación. Sin dudas, una de las mejores oficinas que tuve!

Navegando la costa de Roseau

Todas las personas a las que se lo comentaba que viajaba a Isla Dominica por trabajo tenían la misma reacción: “¡Ah sí, República Dominicana!”. Yo intentaba explicar dónde quedaba Isla Dominica, pero finalmente terminaba la conversación con una frase corta y concreta “Isla Dominica no es República Dominicana”. Recibía alguna que otra cara de sorpresa y la mayoría de las personas desconocía su existencia.

La Isla Dominica es imponente por donde la mires y no se merece ser referenciada desde la negación: “No es República Dominicana”. Isla Dominica es Isla Dominica. Es parte de las Antillas Menores y está ubicada entre Isla Guadalupe y Martinica. De todos los lugares que conocí en mi vida viajera podría afirmar que es de los pocos (sino es el único) que se muestra tal cual es. Su eslogan es “la isla natural” y verdaderamente lo es.


Partiendo desde la Argentina, me llevo aproximadamente 15 horas arribar a destino: 9 horas de vuelo a Miami, otras 3 horas a San Juan de Puerto Rico y casi dos horas más en un pequeño avión directo a Isla Dominica. Las conexiones demandan hacer noche en Miami, dado que los tiempos de conexión mínima son imposibles de respetar, considerando los controles de seguridad en el aeropuerto de Miami y San Juan. 

Cerca del Aeropuerto de Miami hay hoteles para todos los gustos y bolsillos. Yo necesitaba descansar unas horas, así que opté por un Motel a diez minutos en Taxi. Si van a viajar temprano, lo mejor es reservar el taxi para el día siguiente porque es complicado conseguir uno en la calle durante la madrugada. 

El trayecto desde San Juan a Dominica lo hice con la empresa Seaborne Airlines y fue todo un desafío. Se realiza en un avión (cito) de apenas 20 plazas y desde afuera parece que un estornudo lo va a tumbar, pero nada de eso ocurre. Siempre recuerdo el consejo de un compañero de trabajo del área de operaciones de PLUNA que me dijo sabiamente: “Nunca dudes en subirte a un turbo hélice, son lo más seguro que hay”. 

El avión de Seaborn Airlines

Así que con esa frase en mente y un par de mantras recitados me senté. El vuelo fue un verdadero placer. No se sintió absolutamente nada y por momentos me olvidé de la hazaña. Al momento de aterrizar, el avión se zambulló en la pista de aterrizaje, esquivando las verdes montañas que me acompañarían durante toda la semana.

Este es el primero de una serie de post especialmente dedicados a Isla Dominica. Para muchos será “la Isla que no es República Dominicana”. Para mí es mucho más que esto.

Espero hacer justicia.


24 de octubre de 2013

Jericoacoara: experiencias entre médanos, senderos y lagunas.

Como comenté en post anteriores, Jericoacoara es un pequeño poblado de pescadores que conserva la esencia de todas las playas: callecitas de arena, amplias costas, vistas paradisíacas y se respira un aire relajado en cada rincón.  Jeri forma parte de un área protegida, lo cual le otorga un paisaje agreste a su entorno y las actividades que allí se realizan son de bajo impacto.

En este post comparto algunas de mis Experiencias Expedia en Jeri, entre médanos, senderos y lagunas.

Sendero Pedra Furada
Sendero en Jeri

17 de octubre de 2013

Una postal de París: Shakespeare & Co.

De cada uno de mis viajes, me quedo con postales, imágenes, personas que llevo siempre conmigo, aún en la distancia. París tiene varios rincones que me suenan familiares, hermosos, mágicos, pero de todos esos lugares me quedo con uno, al cual fui en las dos oportunidades que visité París. Es la librería Shakespeare & Co, donde se respira arte y es posible escuchar el sonido de aquellas viejas máquinas de escribir.

Shakespeare & Co

19 de septiembre de 2013

Turismo accesible, un compromiso de todos.

El turismo accesible es aquél que garantiza el uso y disfrute del turismo por las personas que presentan alguna discapacidad física, psíquica o sensorial. En la Argentina el 7,2 % de la población tiene alguna discapacidad. Si a este porcentaje le sumamos adultos mayores, mujeres embarazadas o familias con niños pequeños estamos hablando de un número más que significativo.

En este post, comparto la mirada de referentes en materia de turismo accesible, para informarnos e integrar.

Logo de la Red de Turismo Accesible
logo-rta